La gestión de equipos multigeneracionales

Hoy en día pueden llegar a trabajar en una empresa empleados de hasta cinco generaciones diferentes. Si bien la convivencia multigeneracional ha sido siempre una realidad en el entorno laboral, los rápidos avances tecnológicos y los hechos socioculturales experimentados en las últimas décadas, han hecho que sus diferencias sean más grandes que nunca. Esto ha hecho que sea un reto para las empresas una gestión eficaz de estos equipos tan diversos.

Hoy tenemos hasta 5 generaciones conviviendo en el trabajo, con la generación Z justo adentrándose en el mundo laboral. El modo de trabajar y la posición que el trabajo ocupa en sus vidas, son muy diferentes entre una generación y otra. Es clave para la empresa entender las diferencias y similitudes de cada uno de los grupos para que se dé una buena colaboración e interacción entre ellos. En cualquier caso, esto son características generales, y debes tener en mente que cada empleado tiene sus propias singularidades.

Generación “baby boomers”, los nacidos entre los años 40 y 60

Son todos los que nacieron tras las IIGM. Generalmente profesionales de este grupo se han mantenido en la misma empresa a lo largo de toda su vida, ya que para ellos es muy importante la seguridad y estabilidad. Tienen un gran respeto a la autoridad y valoran una organización jerárquica. La progresión y promoción en la empresa solía ir condicionada por los años trabajados en la misma. Para ellos el trabajo es lo principal, primando muchas veces sobre el ocio.

Es una generación que no tuvo a su disposición las herramientas tecnológicas de las que disfrutamos hoy en día, y las posibilidades de una comunicación informal e inmediata; ellos están acostumbrados a la comunicación cara a cara o por teléfono y a usar un tono más formal.

Generación X, los nacidos entre los años 60 y 80

Son una generación vivió época de crisis y de bonanza, y la transición de la era analógica a la digital, por lo que, si se puede destacar algo, sería su capacidad de adaptación al cambio. En el puesto de trabajo valoran el poder desarrollar sus habilidades y las posibilidades de crecimiento profesional más que el ocupar altos cargos. Buscan la competencia y el consenso. Vivieron en una época de capitalismo, por lo que el trabajo y la producción era lo más importante.

Generación millennial, los nacidos en los años 80 y 90

Son más de ocho millones de personas y, según un artículo de El País, se estima que en 2025 llegarán a alcanzar un 70% de la fuerza laboral.  Esta generación nació en una de las épocas más próspera y de abundancia en comparación con la generación anterior, lo que impulsó su espíritu emprendedor y la creencia “everything is possible”. Son críticos, inconformistas y exigentes. Entraron al mercado laboral revolucionando las prácticas que se conocían hasta entonces; ellos trabajan para vivir y el ocio y la familia prima sobre el trabajo. Además, vivieron la explosión de las nuevas tecnologías, y con su uso, vieron posible y comenzaron a exigir el trabajo flexible, donde y cuando quieran, prefiriendo incluso cobrar un poco menos y tener esa libertad. Acostumbrados al cambio rápido y frecuente, son capaces de reconvertirse o reinventarse al mismo ritmo, y también exigen el crecimiento y aprendizaje a esa velocidad.

Esta generación tiene gran capacidad de adopción al cambio, y están habituados a cambiar de empresa cada uno o dos años. Para ellos, la promoción en un equipo viene determinada por sus habilidades y capacidad, y no por los años en una empresa.

Respecto a la comunicación, están acostumbrados a utilizar el email y mensajería instantánea y un tono más informal.

Generación z, los nacidos a finales de los 90 y principios del 2000

Han sido los últimos en incorporarse en el mercado laboral. Ellos han nacido 100% en la era digital, y lo que para generaciones anteriores podría ser un lujo, para ellos es una necesidad. Están acostumbrados a la inmediatez y a los cambios constantes, por lo que a veces es difícil captar su atención. Están costumbrados a trabajar bajo sus propias normas y de forma online, algo que les pueda permitir disfrutar de la vida sin que el trabajo se anteponga.

Factores comunes de las diferentes generaciones

En todas las generaciones se busca formar parte de empresas de exitosas, donde sus líderes sean talentosos y les permitan desarrollar al máximo sus habilidades y potencial. Buscan que se reconozca su talento, se premien sus logros y se reconozca su esfuerzo e implicación en el equipo.

¿Qué hacer ante tanta diversidad generacional?

  1. Entender las perspectivas de cada generación y sacar lo mejor de cada una de ella.
  2. Ambiente colaborativo y comunicación para aprender los unos de los otros.
  3. Sé flexible en los diferentes estilos de trabajo.
  4. Se debe valorar a alguien por todo lo que aporta a la empresa y al equipo, sus habilidades profesionales, y no por su cargo o edad.

 

Tener un equipo diverso en cuanto a personalidades, experiencia y edades, hace que surjan ideas mucho más innovadoras y creativas y enriquece a una compañía, siempre que se sepa cómo gestionar esta diversidad. Mezclar la experiencia de la Generación X con la energía y ganas de innovar de los millennials puede ser realmente brillante. Y la clave de mejorar la productividad de empresas que tienen empleados de cada una de las generaciones es fomentar su colaboración, interacción y cooperación. Es así como, independientemente de todos los recursos que se les pongan para ejecutar sus tareas, los equipos serán más eficaces, eficientes y también más satisfechos.

Autor

Beatriz Izuriaga

Communications & PR at Turijobs, holds a degree in Advertising and Public Relations. Beatriz has more than 6 years of experience in the design and execution of communication and public relations strategies within IT companies. She has worked as a recruiter, which gave her knowledge, experience, and interest in topics related to recruiting, developing and retaining talent.

Mira los posts del autor

Añadir comentario